EL ACOSO ESCOLAR

EL ACOSO ESCOLAR

El acoso escolar o Bullying se ha convertido en un terrible flagelo para niños y adolescentes. Escuelas y colegios son el escenario de esta práctica intimidatoria que se ha venido tornando común, dejando a su paso terribles secuelas en quien lo sufre.
El bullying, es una palabra inglesa que significa intimidación y se refiere a todos los tipos de actitudes agresivas, de hostigamiento o maltrato continuo y permanente, por parte de un estudiante o un grupo de estudiantes hacia otro u otros.

Tipos de acoso escolar.-

El bullying es un tema que, actualmente, se ha comenzado a estudiar a profundidad, pues, pasó de ser una simple situación  escolar entre niños, a un problema de mayor importancia. Los casos de hostigamiento, y acoso que se han presentado en el último año entre chicos y chicas han llegado al 40% de los casos. Teniendo en cuenta que, el acoso, tiene diferentes presentaciones:

  • El acoso físico
    Es aquel que se vale de las patadas, empujones, escupitajos, tirones de cabello y hasta de mordiscos para someter al otro.  Su intensidad varía conforme a la edad y puede derivar en acoso sexual.
  • El acoso verbal
    Incluye además de los insultos y amenazas, las bromas discriminatorias de tipo racista, sexista o relacionado a una discapacidad o condición física. Este tipo de acoso es el más habitual, y mina la autoestima  del acosado a través de humillaciones o la propagación de mensajes falsos.  Al final, es extremadamente dañino a nivel psicológico para la víctima, que teniendo en cuenta que se encuentra en un proceso de desarrollo y conocimiento de sí mismo, podría crecer con traumas, o estereotipos en su pensar, así como rencor y falta de compasión hacia el más débil.
  • El acoso psicológico
    Incluye miradas intimidatorias, gestos de desprecio y/o agresividad
    dirigidos contra la víctima generando en ella la sensación de vulnerabilidad y temor de que estas amenazas se materialicen.
  • Exclusión del grupo
    El acosado es aislado de la diversión y del compartir en grupo, de alguna forma, no es parte de la interacción social junto con sus compañeros para participar en juegos o en actividades conjuntas. Son ignorados y se le hace sentir como si no existieran.
  • Cyber bullying            
    Conforme ha avanzado la tecnología,  los escolares han venido haciendo uso de los medios electrónicos (mensajes de texto, redes sociales, blogs, llamadas telefónicas o correo electrónicos) para humillar y someter a otros.

 

acoso-escolar-2

¿Cómo reconocer el acoso escolar?

A continuación compartimos contigo algunas señales que podrían ayudarte a determinar si tu hijo o hija está siendo afectada por este terrible fenómeno:

  • Bajo rendimiento escolar.
  • Baja autoestima.
  • Presencia de moratones.
  • Bajos deseos de asistir a clases.
  • Dolores de estómago, dolores de cabeza, negarse a comer.
  • Moja la cama
  • Cambios repentinos en su estado de ánimo.
  • Aparecen miedos como a salir de casa, ir a fiestas de cumpleaños o a dormir solo, entre otros.

 

¿Qué hacer si sospechas que tu hijo es víctima de acoso?

Si sospechas que tu hijo o hija está siendo afectada por el fenómeno del acoso escolar, entra en contacto con la directiva de la escuela y solicita una reunión para explicar la situación. Evita el contacto directo con el agresor, sus padres o representantes; mantén siempre la calma y la serenidad.

Colócate en lugar de tu hijo y no realices reproches. Tomando la situación de manera seria pero sin restarle importancia podrás encontrar una solución certera. Es necesario prestar todo el apoyo y hacer sentir al niño que no está desprotegido. Ante la presencia de inestabilidad emocional considera la ayuda de un especialista de la psicología.

Sabemos lo importante que es para ti el bienestar de tus hijos, por eso ponemos a tu disposición nuestra Página Web donde hallarás la atención y la asesoría que necesitas sobre éste y otros temas relacionados.

¿Necesito ir al psicólogo?

En ocasiones, nos encontramos durante nuestras vidas en situaciones que no sabemos cómo afrontar, y que no sabemos a quién pedir ayuda. Sin embargo, aunque es la opción más lógica muchas personas rechazan ir al psicólogo. Esto es debido a que tienen prejuicios sobre que este tipo de terapias es “sólo para los locos” y tienen vergüenza de lo que pensarán o no quieren admitir su problema.

Ciertamente, el psicólogo simplemente nos ayudará a encontrar técnicas para resolver nuestros problemas, al contrario que el psiquiatra, el cual sí que se encarga de medicar cuando existe algún problema de tipo médico. No obstante, en ambos casos se trata de la mejor ayuda que se puede recibir en caso de necesitarla. El concepto de “loco” es algo que debe quedar en el pasado, cuando no existen las técnicas que hay hoy en día para solucionar este tipo de problemas.

Los motivos para acudir al psicólogo son muy diversos. No obstante, se trata siempre de problemas que pensamos que no tienen solución, como por ejemplo dificultades en el estudio/aprendizaje, baja autoestima, miedo ante la muerte, obsesiones, etc. Este sentimiento de que no tiene solución es un motivo que evita que a menudo no se acuda al psicólogo. Por este motivo, debemos verlo de otro modo, aunque pensemos que no se puede hacer nada, no perderemos nada por consultar, y siempre es posible que un psicólogo pueda ayudarnos.

images.jpg

Lo más importante es perder el miedo a la consulta de psicología. De hecho, en la actualidad aproximadamente el 50 % de los adultos han acudido al psicólogo por alguna razón. Es algo muy común en la sociedad actual, por lo que si crees que puedes estar sufriendo alguno de los problemas que hemos comentado más arriba, es muy recomendable que busques el apoyo de un profesional experto en estos temas que pueda ayudarte a superarlo y volver a ser feliz.r

Cómo elegir un buen psicólogo

Cómo elegir un buen psicólogo

Cuando una persona sufre de algún tipo de problema psicológico como ansiedad, nerviosismo, estrés extremo, etc. sin duda la mejor opción es acudir a un psicólogo que le ayude a resolver estos problemas. Sin embargo, probablemente habrás escuchado en muchas ocasiones que los psicólogos sólo sirven para sacar el dinero y que no ayudan. Esto es cierto en algunas ocasiones pero no siempre, la diferencia se encuentra en si se ha escogido un buen psicólogo o no.

En primer lugar, debes saber que la mayoría de psicólogos se encuentran especializados en algún tipo de terapia: algunos conocerán más sobre problemas de aprendizaje en niños, otros en trastornos de ansiedad, rupturas sentimentales, etc. Si vives en una ciudad grande, te será más fácil encontrar a alguien que esté especializado en tu tema, por ejemplo si buscas psicólogos en Madrid. En cambio, en una ciudad pequeña o en un pueblo puede ser difícil, por lo que te recomendamos que busques en localidades cercanas si es necesario hasta dar con alguien que tenga amplia experiencia en lo que necesitas.

Si te es posible, pregunta a la gente que conozcas si tienen referencias sobre los profesionales que encuentres. Si nadie los conoce o prefieres no contar a tus conocidos lo que te ocurre, puedes recurrir a Internet. Por ejemplo, existen foros especializados en psicólogos de Madrid donde puedes encontrar opiniones sobre muchos de los profesionales de esta ciudad.

psicologos

En segundo lugar, debes buscar un terapeuta con el que te sientas cómodo. Puede tener un gran renombre, pero en cambio hacerte sentir peor cuando le cuentas tus problemas. En este caso no tengas tiempo de cortar por lo sano y buscar un cambio lo antes posible.

Antes de la primera sesión, te recomendamos que realices una entrevista con el psicólogo telefónica o en persona si es posible, para poder comprobar si realmente la sensación es buena antes de realizar ningún pago, así como para comprobar si cuenta con suficiente experiencia en el tema en cuestión.